sábado, 9 de marzo de 2013

Botox sí? Botox no?



Una de las técnicas más utilizadas y más discutidas hoy en día como tratamiento para las arrugas es sin duda el Botox.
El Botox, o toxina botulínica, es una técnica médica no quirúrgica que relaja la musculatura facial eliminando las arrugas de manera temporal.
¿Quién le iba a decir bonit@s, al médico que infiltraba la toxina como tratamiento corrector del estrabismo que treinta años despues se utilizaría para corregir arrugas?...
La toxina botulínica es una proteína natural altamente purificada. En España la toxina que está aprobada por el Ministerio de Sanidad y Bienestar es la de tipo A. Esta es la única por ley con la que se puede trabajar en nuestro país. Vistabell y Bocouture son los nombres con los que se comercializa actualmente aquí en España.
La aplicación del botox se realiza, normalmente, en el tercio superior del rostro, es decir, patitas de gallo, entrecejo y frente. También puede utilizarse como tratamiento para la sonrisa gingival, corrección en secuelas de lesiones faciales, enfermedades que tienen una actividad muscular exagerada e hiperhidrosis (exceso de sudoración).
La toxina se aplica a través de microinyecciones y no suele ser muy doloroso, y en menos de media hora estas más que list@.



Normalmente cuando te la pones, te dan cita a los quince días (es lo que suele tardar en bloquear totalmente el músculo, es decir, en relajarlo) para hacerte una revisión y ver si se ha logrado el efecto deseado.
¿Cuánto dura? según el prospecto de 3-4 meses, según mí experiencia propia (me lo puse una vez, hará un par de años...) casi 6, también interviene aquí la capacidad de reabsorción de cada persona. Hay quien lo reabsorbe superrápido y a hay quien como yo, te puedes llevar sin fruncir frente ni entrecejo casi 6 meses...
Lo unico que tienes que tener en cuenta cuando te lo pones es que en las 6-8 horas siguientes al tratamiento no puedes masajear, tocar, ni presionar la zona tratada, evitar el ejercicio, sudar, no debes maquillarte... ya que si haces algo de esto puedes dezplazar el producto y liarla parda...
Durante los días posteriores al tratamiento raramente puede aparecer: congestión ocular, una pequeña inflamación en la zona tratada y migraña. Yo soy de esas personas que cuando pone en los prospectos raramente ocurre... sólo se ve afectada 10 personas de cada 10.000... pues evidentemente yo entro en ese baremo, no hay efecto secundario que pueda con él... así que nada tuve una pequeña migraña de apróximadamente una semana... pero bueno el resultado posterior creo que mereció la pena.
Sin duda, volveré a repetirlo. Mis pequeñas arruguitas de la frente y patitas de gallo se atenuaron totalmente, por no decir que se borraron. Tambien el hecho de que, durante los seis meses que duró el efecto, no pudiera gesticular excesivamente como normalemte hago, ni estuviera constantemente frunciendo el ceño, ayuda en cierto modo a evitar que la arruga se siga marcando, es decir en buen tratamiento preventivo contra las arrugas y excelente para atenuarlas.
Yo lo tengo claro... botox sí!!



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada